KLIMTA

A ROOM OF MY OWN

Wednesday, January 11, 2006

LONDON


Alison Lapper Pregnant by Marc Quinn

Londres me ha encantado una vez más. Eso sí, sólo para ir de visita, para vivir eligiría cualquier otro lugar más tranquilo, pequeño y acogedor del Reino Unido, por supuesto que los hay y bien bonitos. Viviría en una "semi-detached house", con mi pequeño jardín a las puertas de mi cocina, para poder desayunar mientras paseo entre rosales y plantas. Parece que lo estoy viendo, la verdad es que ya lo he vivido y ahora es un sueño que tengo. Tal vez para cuando me jubile.

Volvamos a mi viaje a Londres. La ciudad me sorprendió por su magnimidad pero por otro lado por su capacidad de acoger tan bien a tal masa de gente tan diferente. La experiencia del día 31 de diciembre, a la espera de las 12 campanadas en la zona del Embankment, a la orilla del río Támesis, con el monstruoso Big Ben a mi derecha y miles y miles de personas, hablando lenguas diferentes, con costumbres diferentes, fue maravillosa y muy emotiva. Cuando llegaron, ¡por fin! pues la noche era bastante fria, las doce de la noche, presenciamos un festival de fuegos de luces alucinante. Yo no siento especial atracción por los fuegos artificiales pero tengo que reconocer que éstos fueron grandiosos. La gente en vez de gritar, chillar con la alegría, la histeria del nuevo año, se quedó muda, lo que se escuchaba era el boum de la artilleria. Una vez acabado el espectáculo todo el mundo se retiró de la zona ordenadamente, sin aglomeraciones, sin empujones, tranquilamente. Esto me llamó mucho la atención pues aquí todavia no estamos muy bien educados para este tipo de desalojos.

Al margen de este día, también me llamaron la atención otro tipo de aspectos, por ejemplo: la falta de contenedores de basura en la calle, todavía dejan las bolsitas en el suelo y el camión las recoge una por una; en la jugueteria mayor de Europa, Hamleys, (no sé si del mundo) todavía existen letreros "Boys", "Girls" para designar juguetes sólo para niños o sólo para niñas; choca mucho la falta de ambiente de familia, hogar, de estas fechas navideñas, el mismo día 31 se veía a grupos de adolescentes cenando solos en un MacDonalds, etc.

Está claro que el Reino Unido posee una cultura, unas costumbres muy muy diferentes a las nuestras y tan respetables como las nuestras. A mí, a pesar de gustarme muchos aspectos de sus costumbres, en algunas cosas me llegan a dar lástima. En general, tienen un concepto de la familia y la amistad tan frio que se nota a la gente muy sola, viven para el trabajo, ganar un salario más o menos digno, pues la carestia de la vida es muy elevada, y gastarse el dinero en el pub, unas pintas, etc, en general no ves otras motivaciones culturales, académicas. Los turistas somos los que más valoramos la cultura que ellos tienen.
A pesar de todo esto, la nota para este viaje es muy alta y ....to be continued.

3 Comments:

Anonymous Calamity said...

Dale, dale. Nunca he estado en Londres y tengo muchas ganas de ir. Tus artículos sobre la capital del Reino Unido seguro que me vendrán bien (porque si tengo que esperar a que mi prima y su marido me enseñen la National Gallery voy apañada. Ellos son muy "ingleses", de los de trabajo, pinta y a casa). Un besazo. C.

Thursday, January 12, 2006  
Blogger Amor said...

Confío en que le pòngas una nota alta a mi blog. Ven.

Friday, January 13, 2006  
Blogger puerto blázquez said...

¿Y no crees que cada vez más tendemos a celebrar estas fiestas fuera de la amplia familia? Me da la impresión que nos vamos quedando en la familia nuclear. Creo.
Saludos, Puerto

Friday, January 13, 2006  

Post a Comment

<< Home