KLIMTA

A ROOM OF MY OWN

Thursday, June 02, 2005

THOUGHTS


Nude on rug

Desde hace dos años practico yoga. Comencé asistiendo a clases de yoga casi por prescripción médica dado que soy una persona excesivamente nerviosa, ansiosa, preocupada por los demás, dándole siempre vueltas a las cosas sobre lo que he hecho, no he hecho, he dicho y he dejado de decir.
Al principio me costaba mucho conseguir mi objetivo: relajarme, dejarme llevar y lograr concentración en lo que estaba haciendo. Lo único provechoso eran las asanas dado que soy toda flexibilidad pero la tensión muscular era máxima. Esta iniciación en el yoga vino ligada a una situación personal difícil emocionalmente que me llevo a cuidarme un poco más y sabiendo los beneficios del yoga, ya no solo a nivel físico sino también a nivel interior, decidí poner en práctica en mi día a día algunas de las técnicas practicadas en las clases.
La primera fue la respiración, no me refiero ya a respiración cuadrada, pranayama o cualquiera de estas especialidades, sino a aprender a respirar a nivel básico para vivir y expulsar al respirar todo lo que me sobra. Deciros que después de dos años todavía no lo he conseguido. Supuestamente mientras haces el ejercicio de respiración tu mente se centra en tal ejercicio, debes percibir mentalmente como el aire entra en tu cuerpo y sale, pues ¡menuda soy yo para mantener la mente en tal estado!. Mi mente va y viene, va a la compra, discute con los alumnos, etc. Después de realizar los "saludos al sol", realizamos las asanas que, tal y como ya he dicho, es mi punto fuerte a nivel físico pero tampoco consigo acompañar la respiración con el ejercicio. Por último la gran deseada relajación. Son aprox. 15 minutos en los que no debes pensar en nada, simplemente debes repasar las partes de tu cuerpo y relajarlas mentalmente. Algunas de mis compañeras hasta roncan, yo como mucho bostezo.
A pesar de lo mucho que me cuesta practicar yoga con todos los sentidos puestos tengo que destacar lo beneficioso que ha sido para mí. Aunque parezca, por lo dicho arriba, que no me ha valido de nada he aprendido a verme interiormente, a conocerme, a buscar todos los días un ratito para mí solita. En ese momento del día a solas conmigo misma, obligo a mi cabecita a parar, echo de mi mente todo aquello negativo, lo que me preocupa lo resuelvo y lo que no tiene solución lo desecho. El yoga me ha enseñado que la vida es única, que hay que simplificar, vivir el más mínimo detalle y cada momento de placer que se nos presente disfrutarlo. El ser humano es muy complicado, se complica él solito.

Tras mi experiencia con el yoga, algún que otro "palito" que me ha dado la vida y gracias a alguna que otra personita que me rodea, he decidido que voy a vivir MI vida, voy a SER yo y no dejar de hacer lo que el cuerpo me pida, vivirlo TODO.

Os dejo estas frases:

La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada. Ortega y Gasset

Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo. Oscar Wilde


1 Comments:

Blogger muralla said...

Animo, neniña, que la vida es corta y hay que disfrutarla lo mejor y más bellamente posible...
Bicos. Muralla.

Friday, June 10, 2005  

Post a Comment

<< Home