KLIMTA

A ROOM OF MY OWN

Thursday, August 23, 2007

DIARIO DE UN VERANO




Ha sido y está siendo un verano diez. No me puedo quejar de vacaciones, tiempo suficiente (aunque suene raro) y de buena calidad. He descansado, paseado, aprovechado los días de playa que Lorenzo me ha regalado y he ........viajado. Mis viajes han estado un tanto marcados por las noticias mediáticas de este verano.

La primera ciudad que me recibió este verano fue Barcelona. Aterricé un día después del apagón pero a mí me recibió con mucha luz. Hacía muchos, muchos años que no la visitaba. Me entusiasmó y me fuí con un to be continued. Durante la semanita que allí estuve no paré de recorrer sitios, subir y bajarme del autobús turístico, del metro para poder ir a todas partes, la montaña y el mar. Destacaría el paseo marítimo desde Colón hasta el Fórum (quizás lo que menos me gustó), los paseos por Montjuic, el barrio de Gracia y la visita guiada por el barrio Gótico.

Retorno al dulce hogar para deshacer la maleta y hacer una nueva y diferente, me voy a Cambridge, justo después de las inundaciones que anegaron Inglaterra. Sin embargo, el tiempo me acompañó todos los días a excepcón del día de regreso, Stanstead me despidió lluviosa. Este viaje me llenaba de gran emoción, aunque he estado recientemente en Londres, hacía casi diez años que no visitaba Cambridge y este año me llevé a mi familia. Aquí cursé mi último año de carrera como Erasmus y es de los años que están marcados en rojo en mi calendario por ser realmente especial. La emoción fue en aumento al ver que la ciudad apenas había cambiado y redescubrir cada rinconcito, hasta el punto que los vecinos de al lado de mi casa seguían allí. Había perdido contacto hace unos años y siempre pensé que se habían mudado, pues no, Janet y su familia continúan viviendo allí y pudimos disfrutar de un delicioso tea en su encantador garden. No sucede lo mismo, con mi "casa" de estilo victoriana, preciosa en la que yo viví durante este tiempo, el exterior permanece igual pero el interior estaba en un estado lamentable y buscaba inquilinos. (Pequeña curiosidad: el nombre de la calle donde viví en esta época es Gwydir, de ahí viene mi nombre de usuario).
Además de disfrutar del encanto de los colleges, el ambiente colegial, la paz y sosiego de los parques, el paseo por el río Cam, visité alguna otra zona a los alrededores. Volví a Londres, aunque "patees" esta ciudad una y otra vez no acabas de conocerla nunca y no te aburres jamás (no obstante me quedo con la calma de mi Cambridge); a Ely, pueblecito muy próximo a Cambridge con una catedral espectacular y volví a hacer el paseo campestre a Grantchester para llegar a The Orchard y tomarme un delicioso tea and scones with clotted cream, tal y como mi querida Virginia Woolf solía hacer.
Me gusta mucho el Reino Unido, ellos y ellas son un poco fríos, tienen un modo de vida un tanto especial, dedican la mayor parte de su vida a trabajar e ir al pub, pero .... me gustan sus horarios, la tranquilidad de sus pueblos, hay algo que me atrae de esta parte del mundo. Siempre pienso que cuando me jubile me compraré una casita victoriana con un gran jardín en la parte trasera al cual podré acceder desde la cocina y así poder desayunar en el jardín, leer el periódico rodeada de rosales y un gato acariciéndome las piernas. SOÑAR ES GRATIS Y SANO .....

Labels: , ,

1 Comments:

Blogger rythmduel said...

Hermosa crónica. Me alegro de que hayas disfrutado, de corazón. Un besazo.

Friday, August 24, 2007  

Post a Comment

<< Home